Comunidad Wichí - Diseño Web - Mar del Plata - Cesar Brizzio

Mar del Plata
Vaya al Contenido
Info de Interes Gral > Homenajes

DEFENSA DE LA VIDA
DE TODOS LOS ORIGINARIOS

Ellos también son argentinos !!!

Dramático llamado: wichís al borde del exterminio


En la comunidad de Pozo Nuevo, acorralada,  siguen alambrando sus tierras.

Desesperados ante el alambrado incesante de sus tierras, que pone en riesgo sus vidas y su cultura, ciudadanos argentinos pertenecientes al pueblo Wichí, que residen al norte de la Provincia de Salta, están haciendo un llamado de auxilio a la comunidad nacional e internacional.

El avance en la deforestación indiscriminada por parte de empresarios sojeros y poroteros con el consentimiento del gobierno de la provincia de Salta conlleva la depredación y la política de alambrados.

Ello está poniendo en riesgo de exterminio a los indígenas wichís que viven sobre la ruta 86, en el paraje Pozo Nuevo a 35 kilómetros de la ciudad de Tartagal, en el norte de Salta.

Los wichís realizaron un dramático pedido de solidaridad a la comunidad nacional e internacional, ante la aniquilación de esta etnia, única y última cultura recolectora-cazadora que pervive en la Argentina.

El trazado de alambrado significan que nos están quitando vida totalmente.
Nosotros vemos que nos quedamos sin vida, porque nuestros alimentos los están arrasando las empresas que explotan los montes' dice el cacique Juan Vega a la Agencia de Noticias Copenoa que estuvo en Pozo Nuevo, lugar donde los indígenas fueron reprimidos por la infantería policial y donde un empresario pretende seguir alambrando.

Nosotros como pueblos indígenas sentimos marginación de los argentinos como nosotros aborígenes sentimos una enfermedad que nos está cayendo en estos últimos años.

Estamos tratando de mejorar la vida nuestra y en este caso estamos haciendo una convocatoria a la República Argentina para que los argentinos sepan que nosotros como pueblos indígenas estamos totalmente sin tierras y significa que nosotros no tenemos vida y pedimos al Presidente, que de una vez por todas ponga atención sobre los pueblos indígenas', expresó -desesperada, y en su lengua nativa- Celia Martin, una mujer wichi.

Se pide a los lectores que envíen este informe por cadenas de mails a todos sus contactos y amigos, este llamado de auxilio de los wichis de Pozo Nuevo, que deben enfrentar -prácticamente solos y desamparados- a un gran poder económico, político y judicial que los está colocando al borde del exterminio (Antropólogos de la Universidad Nacional de Salta han denunciado, reiterada e infructuosamente, que en esta provincia argentina se está llevando adelante una política de genocidio contra los pueblos nativos). Fuente: COPENOA


Los wichis fueron tradicionalmente un pueblo de pescadores, cazadores y recolectores de miel y plantas silvestres.
Para ello la pesca ha sido una fuente muy importante de alimentación, especialmente en los meses de otoño e invierno cuando los cardúmenes de algunos peces remontan los ríos.
En particular los sábalos, pero además pacues, surubíes, dorados, bagres, palometas y otros caen entonces en sus redes que se mantienen abiertas con una típica armazón de dos palos cruzados entre sí.
También el arco y la flecha y el anzuelo son herramientas para la pesca.
Así mismo suelen construir cercados en aguas bajas para evitas la fuga de los peces.
Cuando el pescado es mucho, lo conservan abierto por el lomo y ahumado durante dos o tres días; actualmente, además, venden el sobrante a sus vecinos.
De todas maneras, en las últimas décadas la pesca ha escaseado mucho debido a las alteraciones en el ambiente de los ríos.

Regreso al contenido